Proyectos de vivienda de interés social

Que sea amplia y acogedora; que tenga jardín o terraza para las plantas; que esté cerca del trabajo, para usar la bicicleta; que sus servicios públicos no sean tan costosos… No son pocas las consideraciones que se deben tomar en cuenta cuando se desee adquirir vivienda. Y aunque muchas tienen que ver con el dinero, otros factores tienen gran incidencia en la elección. Tome nota.

Según datos suministrados por Fenalco, el 45.9% de los colombianos vive en casa propia, mientras que el 37.3% acude al arriendo. Estas estimaciones cambian nuestra percepción sobre la realidad económica del país y, de paso, corrobora el hecho de que tener vivienda es una de nuestras mayores aspiraciones.

Es comprensible; más allá de tratarse de una simple inversión o de un requisito que se deba cumplir cuando se llegue a una edad determinada, la casa es el patrimonio, el hogar y la garantía de un futuro próspero. Incluso, es el respaldo para acceder a mejores oportunidades para los hijos.

La buena noticia es que, gracias a los nuevos modelos de vivienda (proyectos de vivienda de interés social, prioritario u otro) que han creado las constructoras, junto con las modalidades de financiación que ofrecen la banca y otras entidades crediticias, cada vez es más fácil hacer realidad el sueño de tener un espacio propio.

 

 

Las alternativas son innumerables y hasta podríamos afirmar que existe un tipo de vivienda para cada estilo de vida, bolsillo y necesidad, con lo cual entusiasmarse es tarea fácil. Ahora bien, por tratarse de una inversión importante, vale la pena tener en cuenta algunas consideraciones para acertar en la elección. M + D les ofrece las 5 más importantes:

 

  1. ¿Casa o apartamento? La primera de las consideraciones debe resolver esta pregunta. Es importante validar el tamaño del inmueble con las personas que lo ocuparán. Las casas son, por lo general, para las familias en crecimiento, mientras que los apartamentos suelen ser la mejor opción para las parejas o las familias pequeñas.
  2. La ubicación. El lugar donde se encuentre el inmueble es determinante, pues de ello depende la valorización. Importante revisar sus vías de acceso, ciclorrutas y la facilidad para llegar al trabajo, el colegio, la universidad y otros escenarios cotidianos. Verifique la cercanía de hospitales y otros centros de salud, la existencia de supermercados, droguerías, estaciones de Transmilenio y demás soluciones de transporte público. Revise el vecindario y los barrios aledaños y tenga en cuenta que su localización también incide en la estratificación de los servicios públicos y el valor del impuesto predial.
  3. El presupuesto. Saber con cuánto dinero se dispone es importantísimo para afinar la búsqueda. De hecho, independientemente de la modalidad de pago por la que se opte, es preciso tener claros todos los rubros, ingresos y egresos para poder saber de cuánto dinero se dispone para la adquisición de la casa. Si pertenece al 37.3% de colombianos que vive en arriendo, tome este valor como base y cotéjelo contra el pago mensual por concepto de crédito. En ocasiones, el pago de la cuota hipotecaria puede ser inferior al canon de arrendamiento.
  4. La financiación. Si bien es cierto que las alternativas de crédito son muy variadas, se debe tener en cuenta que, por lo general, prestan el 70% del valor del inmueble. Es decir, el 30% restante, que correspondería a la cuota inicial, debe ser asumido de otra manera. Y aunque cada entidad cuenta con sus propias reglas, vale la pena tener cuenta que las tarjetas de crédito y los créditos con los fondos de empleados le restan capacidad de endeudamiento. Si ha sido fiador o codeudor, asegúrese de que la persona a quien haya avalado esté al día en sus obligaciones, pues la mora puede repercutir en su historial crediticio.
  5. Seguridad, ante todo. Los conjuntos cerrados ofrecen un sinfín de garantías de seguridad para los niños y las propiedades, por lo cual vale la pena considerar que la casa o el edificio pertenezca a complejos de estas características.

 

Si está en el proceso de búsqueda de adquirir un inmueble propio, ya sea vivienda de interés social, prioritario u otro, no dude en contactarnos.